Con H de Humor

By 19:26:00 , , ,



LEY DE MURPHY (Versión mujer)



CASO 1: QUIERES QUEMAR LA COCINA


Te levantas con el pie izquierdo, con esa necesidad imperiosa de tomar un café bien cargado que te espabile ipso-facto para arrancar el día lo mejor posible, y de repente, ZZZASSSS, no te queda leche.
O vas a poner el microondas en funcionamiento y te pasas de tiempo sin darte cuenta, y cuando te lo vas a tomar, ZASSSSS, te quemas la lengua. 
O te levantas con un hambre atroz, pones las rebanadas de pan en el tostador y ZASSSS, se te queman. 
En ese momento sueltas tal cantidad de palabrotas que si viniera la RAE te multaría por avariciosa.

Consejo: Si puedes, vuélvete a la cama y no salgas.

CASO 2: VAS A COMERTE EL MUNDO


Tienes un día maravilloso, te has levantado con el piar de los pajaritos de fondo, has tenido un sueño reparador, degustas un desayuno de "reina", pero te despistas y se te hace tarde para ir al trabajo. En ese momento ruegas a todos los dioses del mundo que por favor, por favor, por favor, no haya tráfico en la carretera y esté todo despejado.
Coges el coche, y cuando estás a un par de kilómetros del trabajo puede que te pase lo siguiente:

a- Pinches una rueda.
b- Te toque el camión de la basura delante en una calle de un solo sentido (sí, y sin a penas acera)
c- Estén de obras, corten un carril y haya un atasco descomunal.

En ese momento te preguntas a ti mismo, ¿POR QUÉ? , pero en realidad no es así, gritas a tu coche, como alma que lleva el diablo, y lo pagas con tu pobre claxon, que aunque no tiene la culpa, aguanta tu "mala leche".

En conclusión, acabas llegando unos minutos tarde al trabajo, con un humor de perros, con la cara desfigurada de tanto gritar y con ganas de tomarte un whisky de un trago aunque sean las ocho de la mañana. 
Pero la cosa no acaba aquí, noooooo. Tu jefe, que siempre llega a las diez de la mañana, casualmente ese día llega puntual al trabajo, se cruza contigo y te echa "la miradita" (¡Mierda! Me ha pillado).
De camino a la mesa de tu despacho te encuentras con una chica de piernas infinitas, pelo hiper sedoso y dentadura color blanco nuclear, que no conoces en absoluto, pero la odias en el mismo momento en que la ves, y te pregunta por los aseos, y tú, muy digna, decides enviarla al cuarto de la limpieza en modo mini-venganza personal (¡Qué culpa tendrá la chica!, pero tú quieres sus dientes, su pelo y sus piernas, ¡ja!). 

Intentas llevar el día lo mejor posible, aún teniendo en cuenta que el programa informático no ha funcionado en todo el día y se te ha acumulado el trabajo para el día siguiente.

Por fin...¡la hora de salida! Recoges cual corredor de Fórmula 1, y justo antes de salir a la calle, te llama tu jefe para presentarte a la nueva directora ejecutiva, que será quien organice tus funciones a partir de ese momento, y .... ¡SORPRESA! Es el ángel de Victoria´s Secret. ¡Perfecto! (Tierra, trágame)

Me van a despedir, piensas. Coges el coche y de vuelta a casa, sana y salva, aunque con la dignidad a la altura de los .... ZAASSSSSSS.... Se te rompe un tacón.
¡¡¡Y aún son las siete de la tarde!!! Demasiadas horas libres para que te pasen más tragedias (ejemplo: quedarte encerrada en el ascensor).

Consejo: Métete a la cama y no te muevas.

Esto, amigas, es conocido como la Ley de Murphy, o resumiendo, que las desgracias nunca vienen solas.
Nadie conoce al tal Murphy, pero ¡cómo se las gasta!

Desde aquí hago un llamamiento para que si alguien lo conoce, me avise, por devolverle el favor, entre otras cosas.

¿Te suena de algo? ¿Te ha pasado algo parecido alguna vez?



Echa un vistazo a...

10 comentarios

  1. Jajajajajajajajajajaja!!!
    A mi me suena muchísimo :D

    Murphy aparece siempre en esos "maravillosos" días, nunca falla.
    Un desastre tras otro...

    Mi último encuentro con Murphy fue hace poco: Tengo libres prácticamente todas las mañanas del año, y para una en la que debía asistir a un curso de primeros auxilios, me llaman para hacer una entrevista de trabajo. Evidentemente no cogí el teléfono, ya que lo tenía en silencio. Solo hicieron llamadas esa mañana...JUSTO ESA MAÑANA!!!!!!
    ¿Qué problema había con las otras 364 mañanas?

    En fin...

    Murphy!!! Podemos contigo!!! Jajajajajaja

    Noe


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto! Justo tienen que llamarte en el único momento en el que tienes el teléfono en silencio.

      Esta ley es peor que las del Estado

      Eliminar
  2. Jajajajajajajja. Muy bueno, y es la realidad.
    Si le pusiésemos cara a Murphy sería para partírsela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si le pusiéramos cuerpo... Molaría romperle las piernas.

      Eliminar
  3. Murphy es el padre de Bridget Jones jajajajajaja

    Lo conocemos muy bien!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡¡CORRECTO!!!
    De eso hablaré en uno de los próximos posts... (qué bien me conoces)

    ResponderEliminar
  5. JAJAJA!! MUY BUENO...SE AGRADECE ECHARSE UNAS RISAS...

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajajajaja qué bueno, quién no se identifica!
    A alguien se le ha caído el móvil justo encima de una banda depilatoria terminando estampado detrás del bidé envuelto con la banda?
    Luego veas y la despegas....
    Pero sí, esto ya es más cosa de Bridget Jons jajajaajaajja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por ejemplo!
      Es que Murphy es demasiado, ¿qué le habremos hecho nosotras para merecer esto?
      Ya hablaremos de Bridget Jones más adelante.... que de momento con éste petardo ya tenemos bastante de momento ;.)

      Eliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.