Hablemos de...

By 12:00:00 , , , , ,



Recuerdo que hace unos cuantos años mi tía me dijo algo que no pensé que terminaría siendo como un mandamiento para mí:

"El mundo es de los espabilados".

Y efectivamente, ser espabilado, resolutivo a la hora de afrontar un problema, un obstáculo, es algo que te ayuda a poder seguir adelante. Como todo en esta vida, lamentablemente, hay espabilados buenos, y espabilados con maldad.

Me he dado cuenta de la importancia de tener seguridad en un uno mismo, y me refiero al amor propio, dejando el narcisismo o el egocentrismo de lado. Hablo de quererse a uno mismo, de pensar que hay algo, algún aspecto de tu vida, alguna tarea que se te da bien, que la desempeñas con arte, con estilo, sin dudar, que incluso puedes destacar en algo, y no apocoparse ante nada  respecto a ello, porque estás seguro de que tú lo haces bien.




Sin embargo, a veces esa seguridad se convierte o aparenta convertirse en arrogancia, prepotencia o incluso chulería. 
¿Va ligado? 
¿Ser seguro es ser arrogante? 

Esto me plantea una gran duda, ya que ser espabilado o profesional o acertado en una materia ¿se traduce en que quieres pisar a los demás? ¿Te transforma en el macarra de la clase?

Abro el tema a debate, me gustaría conocer vuestrar opiniones.


Echa un vistazo a...

40 comentarios

  1. Yo diría que es justo al revés: el arrogante puede ser, con frecuencia, una persona que disfraza su inseguridad. Quien de verdad conoce su habilidad en algo, sabe del esfuerzo y es difícil que no empatice con quienes están en proceso de aprendizaje . O por lo menos así me gusta pensar que son las cosas! Pero es que soy bastante optimista!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeej estoy de acuerdo contigo. Yo pienso que la arrogancia es cosa de la persona, independiente de que sea seguro en sí mismo, o quizá al contrario incluso.
      Besitos.

      Eliminar
  2. Hay de todo, como pasa siempre, pero para mi el espabilado es el que intenta ayudar en todo y no le gusta ser el centro de atención. Suele ser al revés, los que no saben, son los que dan a entender que saben todo y se creen superiores al resto.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, la ignorancia es la madre del atrevimiento, eso por descontando. Yo diría el ignorante es osado, que para el caso, es lo mismo.
      Besines.

      Eliminar
  3. No creo que tenga nada que ver lo uno con lo otro aunque puedan ir de la mano a veces. Tengo claro que hay personas que son muy espabiladas y muy válidas o que destacan en determinados aspectos: dibujo, escritura, deporte, cultura, etc. y pueden ser personas de lo más llanas y nada prepotentes. El ejemplo por excelencia para mi es Rafa Nadal.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conforme contigo, 100%. Creo que ser arrogante o no es cosa de la persona, y no de lo que desempeñe. La mayor parte de veces al contrario, el prepotente oculta algo, quizá no saber hacer la "o" con un canuto.
      Besitos.

      Eliminar
  4. Ser seguro no es ser arrogante ni prepotente , sencillamente saber cual es el lugar que ocupas y tener claro lo que se desea , sin tocar temas del corazón que ahí la lío parda... en la vida del día a día pisar fuerte , sin miedos y a la vez tender manos ..ser un ser empatico .. aprendiendo de los demás, empapándose de sus vivencias una crece ..
    Claro que tg hay quien dice que hay que estar en el momento adecuado y en el lugar adecuado para triunfar ...

    besitos y buen finde !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes ser seguro de ti mismo y saber que algo lo haces bien y no triunfar en sí cara al resto, pero sí para contigo.
      y puedes no tener ni idea de nada pero creerte un Dios, lamentablemente creo que de estos hay muchos.
      Besitossss

      Eliminar
  5. La confianza en uno mismo es la impresión que tiene una persona de que es capaz de cumplir sus objetivos en la vida y es facultad primordial del ser humano. Todos tenemos un lugar y un cometido en la sociedad.
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conforme con tu comentario. No es exactamente lo que planteaba en el post pero tienes razón en todo lo que comentas.
      Un besote.

      Eliminar
  6. Estoy totalmente de acuerdo. Yo sigo un refrán que también se me quedó clavado: "El mundo es de los trabajadores" No refiriéndose a cualquier trabajador si no al que trabaje duro. Muy parecido al tuyo, también trato de seguirlo ^^

    Saludos :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta, me gusta mucho. Trabajar y no rendirse nunca, me gusta.
      Besotes.

      Eliminar
  7. Yo también pienso que tener autoestima y confianza en uno mismo es esencial en esta vida. Te lo dice alguien que suele tener bastantes "bajones" en este sentido y son momentos en los que sientes que cualquiera podría aplastarte como si fueras un gusano.
    La arrogancia, como bien dicen otros comentarios, es un rasgo de la personalidad; hay personas soberbias, que miran a los demás por encima del hombro. Estas personas no son necesariamente las mejores, pero parece que ir así por la vida les compensa. Y luego hay una clase de soberbios, los peores, que disfrutan machacando al más débil. Parece que olfatean la baja autoestima y se tiran a la yugular. Vete tú a saber por qué motivos; como también comenta alguien, quizá sea su propia inseguridad la que les mueve a ser así. O simplemente son malas personas.

    Un tema muy interesante. Yo creo, para acabar, que la seguridad en sí mismo, en el caso de no tenerla, hay que buscarla. No se puede vivir sintiéndote inferior y tener seguridad no implica ser soberbio. Se puede ser seguro y buena persona, con tal de ser honesto y humilde. A mi me ayuda el deporte y rodearme de las personas que me quieren. No hay ningún chute de autoestima mejor que éste.
    En fin, vaya parrafada que te he soltado!!, pero es que también ayuda poder hablar y que tes escuchen (en este caso, te lean).
    Un saludillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gerardo, como siempre me deleitas con tus comentarios. No temas la parrafada, me encanta.

      Pienso como tú, malas personas que tienen un radar oculto para saber quién tiene la baja autoestima y meterles el dedo en la llaga.

      Si uno no se quiere a sí mismo, ¿de qué sirve que nos quieran los demás?
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Yo creo que no hay que confundir el amor propio o seguridad en sí mismo con la arrogancia. Aunque, sí es verdad, que a veces se puede confundir. Conozco gente que de tanta seguridad que tiene en sí mismo te hace parecer pequeñito o insignificante a su lado. Estar seguro de lo que se hace y ser espabilado te abre muchas puertas y te evita problemas o te ayuda a afrontarlos, pero ¿hasta qué punto se es espabilado y /o arrogante? Buen debate. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Touché!

      De ahí mi planteamiento, creo que esa fina línea es la que puede convertir a una persona de "buena en lo que hace" a creérselo demasiado.
      Besotes.

      Eliminar
  9. Pienso que la seguridad en uno mismo no tiene porque convertirnos en arrogantes, son dos cosas independientes. De hecho creo que las personas arrogantes esconden en realidad inseguridad, alguien seguro de si mismo no tiene la necesidad de pisar a nadie ni de convertirse en alguien que pasa por encima de los demás.
    Así que no creo que san cosas que vayan reñidas.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial, me alegra saber que tú también lo ves de esta manera.

      No hace falta pisar para demostrar que uno es bueno en lo que hace.
      Besitos.

      Eliminar
  10. Hola!
    Yo pienso que a veces hay que ser espabilado para no dejar que te traten como a un tonto pero no tanto para llegar al extremo de ser tu quien infravalora a los demás. Hay que tener picardía pero no hacer las cosas para fastidiar a los demás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, y ahí es donde radica el límite que no hay que sobrepasar.
      Un besote.

      Eliminar
  11. Yo creo que se puede ser espabilado sin tener que pisar a los demas, pero tampoco hay que dejar que te pisen...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por consiguiente, qué difícil es establecer un límite propio y no rebasarlo...
      Un besín.

      Eliminar
  12. La seguridad en uno mismo, a mi entender, no tiene nada que ver en absoluto con la arrogancia o chulería, más bien todo lo contrario. Ya sabes el dicho, 'Dime de qué presumes y te diré de qué careces'. Y lo de pisar a los demás es cuestión ser bondad y/o respeto. De nada más.
    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conforme, yo lo veo igual. No estoy de acuerdo cuando se confunden, yo pienso también que es cosa de la persona.
      Besos.

      Eliminar
  13. Yo creo que son cosas muy diferentes, de hecho quienes más intentan pisotear al resto suelen ser los más inseguros que se sienten amenazados.
    PEro oye, es una opinión, eh?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conforme contigo, es una opinión que yo también comparto.
      son cosas diferentes que la gente mezcla, porque sí.
      Besitos.

      Eliminar
  14. Como he visto en algún comentario, yo creo que la arrogancia no va de la mano de la seguridad, sino todo lo contrario. Conozco de hecho a una persona así, se pasa todo el día diciendo lo lista que es (llegando a decir que era la mejor de todo nuestro grupo o de toda la clase), lo guapa que es, etc. En definitiva que es la mejor del mundo en todo. Y yo creo que realmente lo que le ocurre es que se siente insegura y necesita escuchar en voz alta que no carece de defectos. El problema es que por el camino va pisoteando a los demás haciéndonos creer (o intentando creer ella) que los demás somos inferiores a ella porque ella es la viva imagen de la perfección. Así que no, creo que ser una persona segura de sí misma no implica arrogancia, sino humildad.
    Pero esto no deja de ser una opinión jejeje.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí se acogen todas las opiniones que den cabida, siempre que sea desde el respeto, así que la tuya también cuenta.

      En ese caso sí, seguramente haya una clara autoestima que se intenta suplir molestando al resto, espero que no lo consiga.
      Un besote.

      Eliminar
  15. Para nada, vamos, yo no creo que una persona segura sea, a la fuerza, arrogante. En cambio sí hay mucho arrogante inseguro, aunque tampoco generalizaría aquí. Ni creo que los espabilados vayan siempre pisando a los demás. Eso irá en la moralidad de la persona, independientemente de que sea más espabilado.

    bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra ver que todos coincidimos en que depende de cómo sea la persona y no en sí de qué desempeñe bien o mal.
      Besitos.

      Eliminar
  16. Hola. tu tía te enseñó una gran verdad. Creo que ser espabilado, resolutivo, seguro y no tener complejos no convierten a la persona en trepa. en macarra o en prepotente. Eso va con la forma de ser de cada persona... he conocido a personas espabiladas y muy buenos compañeros y a otras que efectivamente eran malas, malísimas personas...seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo cierto es que fue una enseñanza increíble. Era profesora, como tú.
      Realmente conforme contigo, hay espabilados o no buenos o malos, y arrogantes, pero no tiene por qué mezclarse.
      Besos.

      Eliminar
  17. No creo que el ser un espabilado sea de ser arrogante. Sino de personas resolutivas, que tienen la suficiente confianza en ellos mismos para atreverse a hacer lo que otros no se atreven.
    Mil besos^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Touché!
      Has definido perfectamente lo que yo tb pienso. muaksss

      Eliminar
  18. Tu puedes estar muy seguro de tus cualidades y ser una persona humilde. No creo que sea imposible. Yo he conocido a gente muy arrogante, de estos que rozan lo ridículo, y no me parecían brillantes. Mas bien, es que tenían un amor propio más grande que la Torre Eiffel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, y como decíamos ese amor propio tapa otras carencias.
      Besitosss

      Eliminar
  19. ¡Hola Guapa!
    Me ha gustado muchísimo la entrada, es para pararte y ponerte a pensar. Me encanta como escribes. Muchas gracias por pasarte por mi blog y no veas la ilusión que me ha echo saber que te imprimes algunas entradas que público de los tutoriales jaja ^^. Tengo que decirte que el Viernes subiré un tutorial, bastante sencillo pero que me lo pidió una seguidora que lo hiciera, así que si quieres alguno en especial ya sabes ;).
    ¡Te mando un abrazo graaaande!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola princesa:
      Muchas gracias por pasarte, y por tus comentarios. Me encanta!!
      Es que no sabes lo que ayudan esos tutoriales para torpes como yo. Tuve que tirar de google para buscar cosas de blogger y me volví loca. Si veo que se me atasca algo te digo.
      Te devuelvo el abrazo de osa ;)

      Eliminar
  20. Si ser espabilado es ser sagaz, saber ver las oportunidades, prepararse para el futuro, ser extrovertido y alegre, entonces sí: el mundo es de los espabilados.

    Pero, y esto es muy importante, hay muchas personas que aparentemente no son muy "despiertas", y sin embargo en sus silencios esconden prodigios.

    Ser arrogante para mí no tiene nada que ver ni con lo uno ni con lo otro, pues implica creerte superior a los demás y eso, lo disfraces como lo disfraces, no mola.

    Una abrazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conforme!! La arrogancia no tiene disfraz, claro está. Al final por mucho que se intente tapar salta a la superficie.
      Estoy de acuerdo contigo en que hay personas calladas que esconden tesoros, cierto. La gracia es sacarlo a la luz para que el resto también pueda apreciarlo, o al menos ojalá fuera así, sería más divertido.
      Besotesss.

      Eliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.