Escaparates libreros

By 7:00:00 , , ,



Imaginemos que pasamos delante de un escaparate de un comercio donde está expuesto algo que nos gusta muchísimo, un vicio, véase, una zapatería, joyería, una tienda de ropa, una librería... y así un largo etc. 

Ahora pongamos el caso de que algo capta nuestra atención, pondré el ejemplo de ... ¡unos zapatos!. ¡Nos encantan! A pesar de tener en casa un par o dos sin estrenar, estamos tentados a adquirir ese otro par porque nos hemos enamorado a primera vista (y pudiendo económicamente, claro). ¿Lo hacemos? o ¿no lo hacemos? 
Y si fueran libros, ¿cambia la perspectiva?

Señores y señoras, es inevitable no llevarse a casa un nuevo libro bajo el brazo aunque tengamos en casa cincuenta pendientes por leer, nuevos, sin abrir, casi sin palpar. A mí me pasa, ¿y qué? ¿Se considera vicio? 

No, yo creo que los lectores somos como las abuelitas, tenemos una capacidad de amar inmensa, y esos libros taaaan queridos son como nuestros nietecitos.
(Vale, el ejemplo no es muy bueno e igual se me ha ido la pinza, pero espero que así captéis a qué quiero referirme). 

¿Nunca habéis terminado un libro que os ha encantado y lo habéis abrazado mientras disfrutabais de su reflexión? Yo sí, y me encanta. Es mi libro y le quiero.

¿Podríais guardar a uno de "vuestros amores" en una caja, castigado, en un trastero frío y húmedo? A veces sí, porque no nos queda más remedio si empiezan a no caber en casa, pero, ¿no os duele? A mí se me parte el alma. ¿Y cuáles de todos ellos son los que apartaríais? ¡Qué sufrimiento!, hay elecciones que son más difíciles que las del gobierno.

Sin embargo, ¿sabéis que os digo? Que siempre que pueda, lo voy a seguir haciendo, que leer es vida y hay que fomentar la cultura. (Aunque si bajan otro poquito más los impuestos, estaría muy agradecida)

Así que para todas las personas que no entienden que me compre un libro nuevo y me preguntan: "¿otro?", les respondo:
 "SÍ, OTRO, Y CUANTOS ME PLAZCAN".


¡HE DICHO!

Nota de la autora: Entenderé que me bajen los seguidores a partir de hoy, jajjajajaja.




Echa un vistazo a...

33 comentarios

  1. jajaja te entiendo muy bien!!! A veces sí que me controlo, pero si podemos permitírnoslo, ¿por qué no comprar tantos libros como nos apetezca? Como bien dices, leer es vida <3 Reconozco que yo también he hecho lo de abrazar un libro que me ha gustado mucho al terminarlo y quedarme reflexionando sobre él jeje =P

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Nada que objetar... de hecho yo hago exactamente igual. Incluso con los zapatos, fíjate tú!
    Besis

    ResponderEliminar
  3. Amén!!!! jajajaja, qué graciosa eres!!! Yo hago igual y es verdad que las estanterías se empiezan a vencer y da miedo comprar más pero es que eso no lo puede entender más que otro lector empedernido!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pero es que alguien duda de que eso es lo normal? Yo lo practico no solo con los libros, sino con los bolsos y los zapatos también. Ah ! Y con las camisetas blancas. Ahora que lo pienso igual debía controlarme un poco...
    Por cierto, sí, me encanta abrazar libros.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Dí que sí jajaja. Me pasa lo mismo con los zapatos . Además cada uno hace con su dinero lo que da la gana. Un besote

    ResponderEliminar
  6. Y bien que haces, invertir en libros es una de las mejores inversiones. Yo solo espero que llegue el día en que tenga una casa con una habitación donde solo tenga libros. Mi sueño xD
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. A mi me sucede. Cuando paso por una librería y veo en su escaparate algún libro apetecible entro a por él. Mi marido ya se cambia de acera y tira de mi cuando ve una librería de lejos. Jajaja, pobretico.

    ResponderEliminar
  8. A mí el ejemplo me parece el más adecuado y me ha dado mucha ternura, porque es muy real jiji
    Nadie me quiere acompañar a las librerías, porque temen que no salga de allí jaja

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  9. ¡Cómo te entiendo! Tengo cientos sin leer y sigo comprando también, como tú, jajaja, y también abrazo libros, y los huelo, y los acaricio ... ¿Enfermedad? No. ¿A que tú me entiendes?

    bsos!

    ResponderEliminar
  10. Hola! Soy igual, o a lo mejor peor, porque tengo un montón de pendientes y sigo buscando libros nuevos, jajaja. A mi me duele muchísimo tener que guardar libros en cajas, de hecho, me lo pienso mucho, pero hay veces que no me queda otra sino quiero ponerlos en mi cama y yo dormir en el suelo, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Qué bien te entiendo!! Aunque me suelo controlar mucho, el bolsillo me da para poquito. Y lo malo, es que luego aún tengo muchos pendientes por leer. A mi me gusta acariciar y leer los libros nuevos (mmmm..), y los meto en cajas pero con mucha pena y cariño, esperando poderlos sacar pronto de ahí (en cuanto compre estanterías). Besos

    ResponderEliminar
  12. Bravo!!
    A mí me pasa lo mismo! Estos últimos meses estoy intentando comprar muchos menos libros porque quiero reducir a cero mi lista de libros pendientes, pero si un libro me llama suficiente la atención claro que me lo compro, y sin remordimiento. Tardaré un mes, o dos, o lo que sea, pero sé que al final lo leeré!
    Un beso ^-^

    ResponderEliminar
  13. No seré yo quien te detenga, ni hablar, que una comparte pecado y honra. Es que son tan monos!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Te estaba leyendo y pensaba que hablabas de mi... jajajaa
    Yo con eso tengo un verdadero problema, además llega un punto en que hasta me estreso, porque los quiero leer todos a la vez, y claro.. no puede ser!!

    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  15. Cuánto biblioadicto hay por aquí...Y es que es inevitable. Aunque un libro sea un objeto de consumo, es algo más. Me pasa lo que a ti con algunos libros. Es acabarlos y los dejo entre las manos como si fueran joyas (por cierto, al dedicarte a ese tema, ¿de ahí vendrá también tu pasión por los libros?). Tuve una temporada que compraba y me ponía excusas del tipo: para cuándo no puedas. Ahora me raciono, como cualquiera, pero sin complejos. Es más sano.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Sí, me pasa, es un placer comprar un libro que te dice: "aquí" "aquí"

    ResponderEliminar
  17. Ole, ole y ole. A mi me repatea que me digan "otro libro?" pues sí, otro libro y compraría muchos más si pudiera. Lo que a mi me fastidia realmente es la importancia que se le está dando al deporte frente a la cultura, me explico... evidentemente el deporte es importante pero creo que la cultura también lo es o incluso un poco más porque es tan valioso cultivar el cuerpo como cultivar la mente. Un beso!

    ResponderEliminar
  18. jejeje yo me he sentido identificad porque cada vez que veo una librería allá voy aunque solo sea para fisgar, lo malo es el espacio yo intento limitarme pero es que no puedo jeej chao

    ResponderEliminar
  19. Totalmente de acuerdo. En mi librero tengo como 50 libros que no leo pero es que se me vana cumulando y no lo puedo evitar. Tal vez hasta ya me tienen identificada en la librería, voy cada dos semanas y me llevo unos 5 libros xD Lo se, soy una adicta, pero a fin de cuentas es mi dinero y mi placer. Osea, cada quién invierte en lo que le gusta, yo sueño con un día heredar mi biblioteca a mis hijos, así que a empezar desde ahorita ;) ¡Saludos!
    -Kelly Lopez

    ResponderEliminar
  20. Me siento muy identificado jajjaja. Parece que un libro es más justificable y siempre una mejor inversión y sí, los tratamos con mi o, los abrazamos, los manuseamos, los olemos, les pasamos la mano por lo alto y es lo único que disfrutamos ordenando jajjaja. Besos :)

    ResponderEliminar
  21. Te comprendo perfectamente ♥
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Precisamente hoy voy a ir a comprar libros. En mi opinión es un vicio muy sano. Otros compran zapatos o té o ropa, muy respetable, por supuesto; y nosotras compramos libros. jejej Besos.

    ResponderEliminar
  23. Totaaaaaaalmente de acuerdo. Ahora mismo, tengo seis en la estantería, pendientes de ser leídos. Y no hago más que pensar en entrar en una librería. No sé si es vicio o no. Vicio tiene unas connotaciones un tanto mala. Pero adicción... jajajaja

    Saludos :))

    ResponderEliminar
  24. Estoy totalmente de acuerdo contigo....
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. jajajaja creo que a todos los lectores nos pasa lo mismo, y sobre todo nos dicen lo mismo ¿otro? salvo las personas que nos comprenden porque ellos también tienen un "vicio" parecido jejeje
    Mil besos^^

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola!
    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Podré tener mil para leer en casa, pero si voy a pasar el día a Madrid, por ejemplo, no me cabe en la cabeza no pasar por una librería y traerme algún libro, aunque sea de segunda mano. Es imposible, en mí no cabe esa opción. Un libro ha de venirse conmigo sí o sí.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. ¡¡Buenas y terroríficas noches!!
    A mi eso me pasa mucho, más de lo que me gustaría y lo odio porque no me gusta tener lecturas pendientes acumuladas, me siento...no se..una acumuladora (?)
    Pero es tan inevitable.....

    Un beso!
    Mavy.
    DDL

    ResponderEliminar
  28. Me encanta el post. Me enorgullezco de ser una abuelita a mis 19 años recien cumplidos si lo soy por tratar así a mis libros. Y sí, me enervo muchísimo cuando me preguntan "¿te has comprado OTRO libro?".
    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Hola, lo importante es disfrutarlos todos y cada uno de ellos. Todos somos un poc compradores compulsivos jejeje, lo bueno de los libros es que duran toda la vida, besos.

    ResponderEliminar
  30. Muchísimas gracias a tod@s por vuestros comentarios, de veras que no puedo estar más agradecida. Da gusto sentirse identificada y tener con quién compartir impresiones.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  31. Has dicho! y muy bien dicho! Todos los libros son pocos jijijiji
    Besos

    ResponderEliminar
  32. ¡¡¡Ja,ja,jaa...!!! A todos los que tenemos esta enfermedad de leer, este gesto bulímico de devorar páginas, nos es imposible no pecar si una se detiene frente al escaparate de una librería. Ya si se entra, el pecado se convierte ya en un pecado sin lenitivo ni redención posible.
    ¿¿¿¿¿ Y QUÉÉÉ...??? ja,ja,jaaa...!!!
    A mí me pasa que si no me compro lo que he estado tocando, hojeando y ojeando (las dos cosas) y cuya seducción ha empezado ya a ejercer sobre mí la anulación de mi razón, me marcho a casa como si me faltara el aire.
    Es muuuuyy fuerte. Entonces vuelvo, y peco. Y una vez ya tengo el oxígeno en casa, mi alma está más tranquila... Bufff!!! menudo calvario si no pecamos...

    ResponderEliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.