La chica del autobús

By 12:30:00 , , , , ,



No, no es el título de un nuevo bestseller o pageturner; es el título de una mujer que coincide cada mañana conmigo en el mismo autobús. Es curioso, siempre había pensado que la literatura une, hasta que me he dado de bruces con este personaje, que sin quererlo, aparece día tras día como "acompañante" de viaje.

Pongo "acompañante" así, entre comillas, porque me resulta redundante tener una persona al lado que hace justamente lo contrario, es decir, que no acompaña en absoluto. Bien, os voy a hablar de ella. 

Como comentaba al inicio de la entrada, coincidimos en este autobús que yo cojo alguna (o algunas) paradas más lejos de la suya, y siempre que me subo al bus mi ritual es el mismo; sonrío al conductor y le doy el "Egun on" (Buenos días para los que no lo entiendan), y dirijo mi mirada a la chica misteriosa que como yo, viaja leyendo. Lo peculiar no es que no me vea o no me oiga, porque cada día le digo "hola" y cada día me aparta la mirada y su rictus serio y no me responde. Me planteo si es falta de buenos modales. A mi madre me inculcó desde pequeñita que "nunca se le niega el saludo a alguien, aunque te caiga mal", ojo, lo cito tal cual. Puedo entender que estés concentrada en la lectura, que nos pasa a todos, y absortos en ella ni escuchemos ni sintamos lo que hay alrededor. Coñe, ¡pero es que me mira!


Y me da rabia por dos motivos, uno, por girar la cabeza hacia otro lado cual novia de Chuky, y dos, y especialmente este, porque ambas leemos. ¿No es bonito coincidir en esto? Compartir una pasión  tan bonita con alguien aunque sea desconocido. Quizá sea la culpa del romanticismo literario que recorre mis venas, pero yo creo que siento un vínculo con quien revolotee a mi alrededor con un libro entre las manos. Mil veces me he dicho "ya no la saludo más" y otras mil me he preguntado "¿qué estará leyendo?, y al final por una u otra o ambas, la sigo saludando y sigo esperando al menos una sonrisa, un levantamiento de cabeza a modo de "aúpa", un algo que no llega y que me sigue molestando a pesar de no conocernos. Y claro, por otra parte, secuelas de leer principalmente novela negra, me dan ganas de meterle la cabeza entre su libro y el mío, por rancia, seca y maleducada.

En fin, una vez más dirigiré un "zas", a ver si aprendo que la lectura fusiona a dos personas como yo espero y que lo que a priori parece un amago de lazo -imaginario- en realidad esconde un mero postureo. O puede que sea una reflexión rara de alguien que busca el equilibrio y que como véis, de momento no encuentra.



Echa un vistazo a...

52 comentarios

  1. Chiquilla, esa historia tiene una novela o, al menos, un relato. Con menos escribo yo...¡Anímate!

    ResponderEliminar
  2. Estoy con Sara, es una buena historia y sabes contar. Qué misterio de mujer, me pregunto por qué no saludará.
    Besos😘😘

    ResponderEliminar
  3. Y porqué no intentar algo más que el hola... a ver que pasa.... 😊

    ResponderEliminar
  4. Estoy con Ful y con que sigas la historia, besotes

    ResponderEliminar
  5. Yo es que soy muy bruta. Pero si te ha mirado a la cara y no te ha contestado es más tonta que chirote. Porque esos ojo tuyos llevan toda la bondad de quien los porta. De manera que , a otra cosa mariposa. O existe la posibilidad de que sea tan extremadamente tímida que se sienta incapaz de articular siquiera un Hola ! Tú haz lo que te nazca y si te nace seguir la historia pues tira un poco más del hilo y ven a contarnos si responde .
    Mil besos

    ResponderEliminar
  6. Yo siempre lo he dicho, alguien debería escribir un libro que se titule historias de un autobús

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado como nos has contado tu experiencia matutina.
    Mira,con 20 años empecé a trabajar en Valencia y subía al bus todas las mañanas repartiendo holas y buenos días.Solo me respondía el "autobusero", incluso cuando me sentaba y saludaba con mi mejor sonrisa a la persona que compartía asiento conmigo notaba como que incluso se apartaba, creo que pensaban que estaba loca. Y un día, cuando subí un abuelete del fondo del bus se puso de pie y dijo a voz en grito: "a partir de ahora todos los días hay un sitio guardado a mi lado para la chica más guapa y más educada del barrio de Patraix". Pasé todo julio y agosto compartiendo sitio con Ángel( nos hicimos amigos) hasta que llegó septiembre y ya cambié horario y no lo volví a ver jamás.Pero mereció la pena compartir con él esos dos meses, además le gustaba leer pero.....eso ya es otra historia.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joer,he hecho un post dentro del tuyo,sorry guapa

      Eliminar
    2. jajajaja, ole el arte de la pingüi y la rubia!!

      Eliminar
  8. En mi entorno más cercano casi nadie lee, por eso me pasa algo parecido a ti, cuando veo alguien con un libro en la mano me siento como hermanado, no sé, a lo mejor es un pensamiento ridículo, pero esa vena romántico-literaria de la que hablas también me posee. Una pena que la mujer esa no te corresponda porque una cosa no quita la otra, la educación siempre por delante.

    Un beso, feliz finde ;)

    ResponderEliminar
  9. Yo seguiría saludando, tal vez un día se le reconfigure el chip y te conteste. De todas maneras, donde vivo yo pasa al contrario, es rarísimo que no te pregunten todos los que montan en el autobús por tu vida y milagros, pero es que no tenemos urbanos, solo para llegar a la ciudad.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Pues intrigada me dejas...yo tampoco entiendo porqué su lenguaje corporal dice una cosa y luego hace otra. Y entiendo que sigas saludándola, porque yo haría lo mismo jajaja Pero sí, hay que espabilar y apartar el saludo a ese tipo de gente que no merece la pena. Realmente es una pena cuando podríais disfrutar mucho compartiendo vuestras lecturas.

    Besitos guapa, me alegra ver que vuelves cada poco

    ResponderEliminar
  11. Qué bonito te ha quedado el "retalo" juas juas, pingüi, créeme tienes madera de escritora, jajaja. Vaya tipa borde, con lo saladísima que eres tú. Ya me dirás en que queda la cosa.
    Yo soy igual, me incomoda más no saludar que saludar, además que se trata simplemente de tener educación.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Hola! Eso tiene un nombre y es maleducada. Es una pena que no podíais compartir al menos lo que está leyendo cada una, pero bueno ella se lo pierde, personas así, aunque sigas saludándola por educación, no merece la pena.
    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Me uno a los comentarios, te ha quedado muy bien contado.
    La verdad que a mi me parece que la chica es un poco maleducada, será que estamos ya tan acostumbrados a eso...pero como dices a mi mis padres también me enseñaron que al entrar a los sitios o cruzarse con gente siempre se saluda. Yo salgo mucho a caminar y aunque vaya con la música siempre que me cruzo con alguien, que nunca conozco, lo saludo al menos con la cabeza.

    En fin, conociéndome yo no la saludaría más jaja.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. A ver que te niegue el saludo no es muy bonito. Lo mismo piensa que si te responde, entonces tú te vas a embalar y no la vas a dejar leer. No sé... Oye, estás leyendo esa novela de Aramburu. A ver qué te parece. Tiene buena pinta. Beos

    ResponderEliminar
  15. Yo por las mañanas coincido con mucha gente en el autobús. La verdad es que sólo saludo al conductor. En Madrid no es muy habitual ir saludando a diestro y siniestro. Eso sí, si alguien me saluda, pues respondo. Está muy feo no devolverle el saludo a alguien. Pero bueno, incluso en mi trabajo hay gente a la que saludas al cruzarte en el pasillo y ni te responden, y eso que nos vemos todos los días y trabajamos en el mismo sitio. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado tu post, pingüina. En cuanto a la perla ésta yo sinceramente hago como dice tu madre, saludo incluso a quien me cae mal porque es una cuestión de educación, ahora bien, a quien no me devuelve el saludo me lo hace una vez porque segundas oportunidades no doy.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Pues yo qué quieres que te diga, la saludos hasta dos veces, a la tercera le dan mucho ... No se merece que gaste mi saliva y educación con ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Yo saludo a todo el mundo excepto a los que no lo devuelven. Es cuestión de educación. Aunque quizá repetirlo tantas veces al dia le canse...

    ResponderEliminar
  19. Qué lástima! Ella se lo pierde, hay gente que no tiene educación y sí, es una pena que compartiendo el afán por la lectura, sea tan estirada... Pero si fuera tú, dejaría de saludarla e iría a mi bola ^^
    <3

    ResponderEliminar
  20. no tren para mi
    tampoco subte
    uso mi auto por lo tanto tengo menos oportunidades para crear lago tan bonito como lo tuyo

    ResponderEliminar
  21. Pues que maleducada,aunque cuanto misterio también, esto da para una buena historia.

    ResponderEliminar
  22. Con lo bonita que es la lectura, y lo bonitoq ue es compartir vicios y que somos unos románticos y vemos lazos y cosas donde para otros lo único que hay es reflex. Chica, también hay tontos que leen...
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Hoooola Esther!

    Lo prometido es deuda y aquí estoy!

    Esto de esta chica es ya de tener mala educación. Vamos, que a mi me enseñaron como tú, que si compartes espacio, se tiene que saludar, básicamente como respeto a la otra persona y porqué no cuesta nada hacerlo. Hay que tener mucho ego y muca jeta para ni siquiera contestar cuándo alguien te habla. Eso ya dice mucho del tipo de sujeta que es.

    Y sí, hay peña que lleva un libro por mero postureo. Como ejemplo tonto, pongo los cientos de blogs que escriben reseñas más cortas que la sinopsis de la novela. Me dan ganas de potar. Yo le estampaba el libro en la cabeza, a ver si así, pone en circulación a las neuronas. Por cierto, a mi cuando digo 'hola' y no me responden les suelto un 'HE DICHO HOLA, EH?' y entonces se ven obligados. Pruébalo, verás como funciona.

    Un besote enooorme!! ♥

    ResponderEliminar
  24. Hola :P
    En el autobús cada quien va en su onda jaja así que yo también xD
    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Hummm... esto está ardiendo. Menos mal que tú eres pingüinita y sabes templarlos ánimos. Esa tipa, ese gélido témpano que es esa compañerita lectora es una completa idiota. Nada en común contigo. Oye, ¿y qué lee ella? A lo mejor está leyendo "Cómo ser educada y no morir en el intento" y aún no lo ha terminado. Dale margen. ¿Y si es sorda? Yo creo que es sorda. Dale un codazo leve y una agitación de manos...A ver si se entera...¿Y si es mu burra mu burra, pero mu burra...que teniéndote cerca no capta tu simpatía? ¡Pues chica, déjala con su antipatía y sus malas formas!

    ResponderEliminar
  26. Hola amiga animate ya comenzaste es un relato que atrapa, solo tienes que esperar el momento preciso solo mirada y zas como dices tú jajajaja, un beso amiga desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  27. Bueno, los lectores no son necesariamente educados. Sobre educación y buenos modales y un tema similar a este he estado hablando justo este fin de semana con unos amigos. Un besote!

    ResponderEliminar
  28. Me ha encantado el post de hoy!!besos

    ResponderEliminar
  29. Me parece una falta de respeto el no saludar cuando alguien te saluda, y eso que no cuesta dinero que es gratis así que si costará no se.

    La verdad es que no comprendo a esa clase de personas, que pasara por su mente el no saludar.

    A ti se te ve una persona encantadora y simpática, no sufras por esas cosas , no te preocupes bonita.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  30. Yo soy como tu y sigo saludando jajaja es que nunca entenderé que les cuesta aunque sea hacer un gesto con la cabeza! pero si muchas veces nos dejamos llevar por la vena romántica de los libros y en la vida real no siempre es así,.
    Olé la entrada, me ha gustado como está escrita.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  31. Es cuestión de educación, yo trabajo en un despacho que para entrar tengo hasta que abrirles la puerta. Vamos, que el "hola" o el "buenos días" son sagrados por educación y bienvenida... pues te puedo asegurar que hay veces que ni el hola ni el adiós. Claro que hay veces que ya me toca un poco las noses y repito con retintín el "buenos días" hasta que me lo devuelven.

    Solo monto en transporte público cuando estoy de vacaciones y turisteo porque en mi ciudad se puede ir a todas partes andando y lo uso poco, pero la verdad es que las pocas veces que lo he hecho aquí no saluda ni Dios. La gente entra, se sienta y sale y va mucho a lo suyo. Y leer... nadie.

    Que no pueda contigo. Sigue saludándola, que yo espero como agua de mayoque esta entrada tenga segunda parte con la evolución de la historia :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  32. Tristemente, se saluda cada vez menos. Lo de dar los buenos días, saludar, etc.. es muy típico de los pueblos, aun se sigue haciendo. En las grandes ciudades cada vez menos.
    Yo también soy de las que saludo, y como me den confianza me lío a charlotear con la cajera, el del autobús, el que esté sentado al lado mío. Evidentemente respeto si esa persona está leyendo, pero como buena lectora cotilla, intento saber qué es lo que está leyendo.
    Pero tengo que confesar que hay veces, cuando estoy preocupada, cuando estoy dándole vueltas a algo en la cabeza, que no saludo, o que no escucho ni lo que dicen a mi alrededor. Suelen ser pocas veces, pero me ocurre. Así que en mi caso, si subieras al autobús, pudiera ser que un día no te saludara por que lleve algo dandole vueltas en la cabeza, pero al siguiente por supuesto que sí, y con una buena sonrisa.

    Con tu permiso, me quedo por tu blog.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  33. Pues que borde por no saludar, yo no veo a la gente leer en el autobus, si no en el tren
    y alguna vez he coincidido con los gustos de los libros
    saludos

    ResponderEliminar
  34. Falta de buenos modales, aunque sea entre desconocidos. En los medios de transporte y con la rutina, se puede formar un caldo de cultivo perfecto para un libro, yo a veces me he limitado a escuchar a mi alrededor y se oye de cada cosa... jeje. Saludos.

    ResponderEliminar
  35. Vaya, creo que aquí falla la educación. No es malo ni cuesta decir un hola.
    El bus es un sitio para hacer muchos posts sobre él, jijiji.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Estoy de acuerdo con los comentarios anteriores sobre la mala educación y la verdad es que a mi me pasa lo mismo pero con algunos de mis vecinos, un beso

    ResponderEliminar
  37. ¡Hola!
    Me ha gustado que nos cuentes tu experiencia. Está claro que esa persona es una maleducada pero si un día te saluda y encuentras la explicación a su actitud no dudes en contarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  38. ¡Hola!
    estoy de acuerdo sobre la mala educación, a mi me pasa similar en algunas cosillas pero bueno.. Me ha encantado saber tu experiencia, la verdad. Muy buena entrada!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Aveces confundimos... Creemos que porque alguien lee es mas educado o culto o lo que sea, y la verdad es que entre quienes leemos, habemos de todo, educados y mal educados, amables y pesados, etc! asique creo que simplemente te topaste con alguien diferente a ti nomas.
    Animo! que la gran mayoria creo que te devolveriamos el saludo !!!
    :)
    Cariños!

    ResponderEliminar
  40. ¡Holaa!
    Jajajaja no lo puedo creer. ¿Pero qué le pasa a esa mujer? Maleducada porque quiere, no más, que no cuesta nada aunque sea sonreirle a la persona que te saludó. Qué bronca la gente tan maleducada, por favor!!
    Por cierto, escribís muy bien, así que espero poder seguir leyendote. <3 Vos seguí saludando y no pierdas el ánimo!
    Un besooo!

    ResponderEliminar
  41. ¡Holaaa!
    Que mujer mas extraña jaja. Yo es que me veo incapaz de negar el saludo a alguien cuandos se dirige a mi educadamente. Me encanta como has relatado la historia, quiero saber mas^^ Informarnos, eh =)
    Besitos

    ResponderEliminar
  42. ¡Hola! Has relatado muy bien la historia cielo
    Un beso (-:

    ResponderEliminar
  43. Y otro dicho que era... una persona leyendo un libro es un libro recomendándote a una persona. ¿Qué lee? Porque a lo mejor es la biografía de Belén Esteban y ahora ya sabemos por qué no te dirige la palabra... jajajaja vale, fuera coñas (No era coña). A mi también me pasa que si veo a alguien leyendo me entran ganas de saludar o al menos sonreír, en plan "eh, eres de los míos/as" porque es una pasión tan bonita que debería crear vínculos automáticos, aunque se limite a ser un guiño o saludo. Una pena que ella no lo comparta.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  44. Hola! Es una reflexion excelente y que da para mucho. En realidad te entiendo si la gente no saluda me irrita increiblemente, pero tambien lo veo como un horrible sintoma de grandes ciudades que desnaturalizan la perdida de modales. Por otro lado, siento que soy una hipocrita porque a la poca gente que me ha agravidao terriblmente le he retirado el saludo a proposito (no comparto con tu santa madre en ello. Porque a mi me parece la mejor forma de demostrar que esa persona esta en clara infraccion a tu convivencia diaria. Porque se gano a pulso el retiro del saludo) Pero no es el caso de la gentileza diaria. No es el caso de la chica del autobus, es grosera, pero sospecho que debe creer o justificar o necesitar su burbuja de groseria. No te estreses no merece la pena, ella se lo pierde.

    Beso!

    ResponderEliminar
  45. ¡Que falta de educación, por favor!Yo creo que la gente así vive amargada..
    Besos.

    ResponderEliminar
  46. Hola.

    Me ha encantado, la verdad es que yo soy también de las que me siento con afinidad cuando veo a alguien leyendo, si es que es algo muy raro y difícil de ver, si es que hasta me sorprendo cuando llego a la librería y me dicen que se han vendido todos los libros del que yo pido. Pero eso de negar el saludo no me gusta nada, si es seas lector o no creo que al educación, que menos.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  47. Hola.

    Seguro que el día que dejes de saludarla, lo va a echar en falta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  48. Holaaa otra vez!!! Vale, ahora ya se de qué va y entiendo porque insistías... a mi también me enseñaron que no hay que negar el saludo así que imagino lo frustrante que era recibir la misma no respuesta un día tras otro.. pero ya has avanzado! jaja
    Un beso!

    ResponderEliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.