El ingrato

By 15:14:00 , ,

Sin ningún tipo de duda la ingratitud va ligada a la mala educación; me pregunto si no será también causada por mala memoria o por mera abulia. Cada vez cuesta más dar los "buenos días", pedir algo "por favor" y dar "gracias"; no a Dios sino al que tienes frente a ti. Que una mano amiga o simplemente persona haga algo por ti y agradecerlo, recordarlo y de tener la oportunidad, devolverlo. 



Uno nunca hace algo por alguien a cambio de lo mismo pero sí espera que el respeto y el aprecio sean mutuos. El ingrato es el que olvida, el que no recuerda por omisión, el impasible que no siente ni padece, o solo busca la sombra bajo su sombrilla. Incluso en algunas ocasiones el individuo en cuestión no sale de su zona de confort a no ser que vaya a conseguir algo, y llamémosle casualidad, con el menor esfuerzo posible.

Lo que el ingrato no valora, no sabe o no quiere saber es que sus decisiones causan dolor, desprecio, puede que también rabia, quizá un gran amasijo de sorpresas negativas que se aploman en la garganta y terminan convirtiéndose en espinas y estas a su vez, en laceración. Y lo que se desgarra  ya nunca se puede volver a reparar.

Agradecer es compartir y compartir es amar y no hacerlo deriva en distancia, alejamiento. Cuando no se puede ser vengativo ni cerrando los ojos y conjurando a los astros para que te otorguen un poquito de maledicencia, solo queda dejar el agua correr. Aprender. Aprehender. Que por bien que hayas obrado y amor hayas repartido, el espejo no devuelve la misma imagen por más intención y empeño se ponga en ello. Como tampoco es posible que una sangre recorra dos cuerpos que no tienen vínculo alguno.

"De ser bien nacido es ser agradecido", y no hay más. 

Echa un vistazo a...

21 comentarios

  1. Ole tú. Te cuento una cosa que me pasó. Estación de tren de Madrid, 13:10, compro un bocadillo de tortilla con pimientos y pregunto si me podría quitar los pimientos. Cuando me devuelve el bocadillo y me da la vuelta del pago le digo :muchas gracias.
    La mujer se me queda mirando y yo que soy doña timidez enfermiza me pregunto dónde he metido la pata.
    La señora me dice:
    Estoy aquí desde las ocho.
    ¿Sabes que eres la primera persona en todo el día que me dice gracias?
    Pues eso que ni cuesta tanto y que además nos tiene que salir de forma natural. Ahora hay mucha cultura del me lo das todo y a mi gusto porque sí, porque me lo merezco.
    Genial post.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola! Muy buena entrada, me ha gustado mucho. Desde hace tiempo, demasiado por desgracia, parece que a muchos se les ha borrado de su diccionario la palabra gracias. Unos dirán que van tan ensimismados en sus cosas y en móvil que no se dan ni cuentan y otros directamente que no tienen porque darlas y entre unos y otros así va nuestra sociedad... con lo bonito que es saludar o dar las gracias cuando hacen algo por ti al igual que te las den a ti. Ojalá y los que aun seguimos haciéndolo no perdamos esta buena costumbre y educación también.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Muy certera pingüi. Y a ser agradecidos hay que enseñar desde la cuna. Yo cuando mi ahijado se pone caprichoso y gritón le digo: Shhhhh, hay unas palabras que son mágicas: por favor y gracias. Y la verdad es que deberíamos usarlas más.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Si es que no sé qué nos costará a veces tener una palabra amable para con el otro y saber apreciar lo que los demás hacen por nosotros... Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Que linda entrada, lamentablemente muy realista, ya a muchos se les ha olvidado como mínimo agradecer cuando alguien le hace un favor.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena entrada y por desgracia encierra demasiada verdad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Hay mucho ingrato porque se piensan que se merecen todo porque si y no tienen que dar ni gracias ni explicaciones, y lo que desconocen es que el que siembra recoge...tiempo al tiempo.

    Buena entrada, y no olvides que a enemigo que huye, puente de plata.
    Besitos cielo.

    ResponderEliminar
  8. Pues cuanta razón tienes, y cuanta gente hay así por ahí por el mundo. Yo siempre intento tratar a las personas como me gustaría que me trataran a mi, y no quiero para los demás lo que no quiero para mi. En fin... que ojalá más gente pensara así, sería todo mucho más sencillo.
    B7s
    Leo la lluvia caer

    ResponderEliminar
  9. Ays, cuánta verdad has dicho... El coraje que me da dar los buenos días y que no me contesten... Se nos están olvidando las palabras amables, el por favor, las gracias, los saludos cordiales... Cada vez estamos más rudos, más tensos, más insoportables...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Creo que hemos reflexionado sobre lo mismo. Lo de las gracias y el perdón cuando te equivocas está desaparecido. Y eso de dar los buenos días y que te ignoren es algo demasiado habitual, y me saca de mis casillas. Solo son dos palabras y actitud.
    Besote

    ResponderEliminar
  11. Hola. Excelente entrada, para grabar a fuego y no olvidar nunca.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Hola!! Qué buenas reflexiones haces siempre en tus relatos y en tus entradas de opinión. Estoy muy de acuerdo con lo que dices, ser amable y educado no cuesta nada. ¡Gran entrada! Besos!!

    ResponderEliminar
  13. Pues no sé si os ha pasado alguna vez, pero a mí es que ponen hasta cara rara algunas veces cuando doy las gracias, como si decir "de nada" ya diese también vergüenza o algo. No saben ni qué contestar. Yo lo digo siempre, vivimos en la era de la involución: la evolución ya quedó atrás.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  14. Una maravilla de texto.!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Lo mejor es no analizar.
    La vida es mas fácil así.
    Se sufre analizando
    Ya que los demas no cambian
    mil besos

    ResponderEliminar
  15. Puff, mira, hoy vengo así como calentita con el tema. Y es que hay cada gilipollas suelto que dan ganas de dar tortas a mano abierta. Gente que se acostumbra a recibir y en lugar de agradecer, echan en cara el día que no reciben sin preguntar si va todo bien. Y que cuando ellos dan... en fin, más valiera que no den nada.
    Hace un tiempo que mi palabra favorita es :"Vale"
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Buenooooo. Efectivamente, el espejo no siempre devuelve la misma imagen. Yo doy gracias por casi todo, a veces sin tener que darlas, me sale. Y lo que ya te comenté, a veces no reacciono en el momento y me digo y ya he dado las gracias cuando me doy cuenta de (por ejemplo) que me estaban hablando mal, como me pasó hará una semana. Hace tiempo estaba comiendo en familia en un restaurante y daba las gracias cada vez que el camarero me atendía para algo. El chico acabó diciéndome: "Deja de darme las gracias. Es mi trabajo". Me quedé cortada, una no sabe cómo acertar. Y en elplano de las personas más cercanas...pues eso ya es otro tema, ahí pica y duele, claro. A veces quiero pensar que es sin querer, o que yo soy muy intensa y que lo que es ingratitud para mí no lo es para otra persona, no sé. Bueno, que me enrollo. Un besote!

    ResponderEliminar
  17. Puff y que lo digas...siempre alucino cuando la gente de mi alrededor me dice que deje de dar las gracias y yo...mmm más bien se debería de decir y no dar por hecho que todo se debe dar sin ni siquiera un reconocimiento. Pero es que es lo que dices...últimamente se olvida todo...pero más que nada porque es más fácil olvidarse que saber que debes hacer algo.
    Un besi!

    ResponderEliminar
  18. Cuánta razón esconden esas palabras. Estoy taaaan de acuerdo con ellas. Cómo no agradecer y demostrarlo? Pero hay tantos y tantos que distan de la educación, porque al fin y al cabo, todo se resume a eso, educación. Acabo de conocerte y me quedo por aquí. Saludos desde locura de lectura

    ResponderEliminar
  19. Hola!
    Reflexiones raras ¿por qué? Si más razón no puedes tener :( me has hecho pensar en el anuncio ese del coche que la hija le dice al padre a ver por qué da las gracias si es su obligación xD es que cada vez ocurren más a menudo estas cosas...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola!
    Me encantan este tipo de recomendaciones, y es que creo que estas cosas se dan más porque somos desconsiderados con los demás. Solo pensamos en nosotros mismos sin darnos tiempo para ser amables con los demás.
    Hay cosas que decimos gracias de forma automática, pero también debemos sentir esa gratitud.
    Saludines *3*

    ResponderEliminar
  21. Hola preciosa!
    Genial entrada! y muy cierto, De ser bien nacido es ser agradecido pero que olvidada esta últimamente, cada día cuesta más ser generoso con el prójimo, con lo bonito que es solo decir gracias.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.