LA ERA DEL CORAZÓN

By 7:00:00 , ,



Bienvenido a la era del corazón, ¡perdón!, a la era del like. Sí, del like, por que ahora todo se resume a eso, a corazones, a Love, Loveu, Loveu2, Lovelovelove, hasta un corazón hecho con los dos dedos pulgares e índices de las dos manos, a emoticonos amarillos con corazones en los ojos. ¿En los ojos? Sí, en los ojos. ¿Qué como ven? Ni idea, porque siendo de color rojo, se tienen que pegar piñazos sin parar.

Ahora es así, y si no lo haces, permíteme que te instruya, porque si no no estás haciendo lo correcto, en esta era, la era del corazón.



¿Qué compartes una foto preciosa en tus redes, una foto que has tardado un huevo y parte del otro en preparar, junto con una reflexión que te lleva más tiempo que ducharte, maquillarte, alisarte el pelo y pintarte las uñas a la vez? La respuesta que vas a obtener es un corazón, un Like, que se dice ahora.

¿Qué escribes a una de tus mejores amigas una biblia a modo de desfogue terapéutico en plan "nopuedoconmividaestoyhartadetodonecesitodesahogarmelosientotía"? No te alteres, como única respuesta vas a obtener un corazón. ¿Un corazón? ¡Sí! Ármate de paciencia porque a tooooodo lo que te pase de aquí a unos años, solo hay dos respuestas:
- Corazón (en plan... ¿en plan qué? ¿Te quiero pero no me aburras? ¿Me gusta tu texto? ¿Me mola? ¿Me das un like y te lo devuelvo?)
- O una cara triste, pero no es de lo que vengo a hablar hoy.

Me siento estafada por el colega británico. Si tú le decías a un chico "me gustas", era "me gustas"; si le decías "me encantas", era... venga, vale, nadie se atrevía a eso. Pero, ¿"te quiero"? ¿Corazón?
NO LO ENTIENDDDOOOO.


Que en clase de inglés te decía la profesora:

- Traduce esta frase
* Me gusta el vino. (de niño igual no, pero de mayor le arreas que  no veas)
- Respuesta:
* I like wine.


Nooooooooooo.
Toda la clase en el pasillo. No es "I like wine" (con su pronunseision super perfect) , se dice "I love wine".

Pero pero pero, ¿cómo que "love"? Es que no me encanta, no lo amo, no lo adoro, SOLO ME GUSTA VALEEEEEEEE.

Y así seguimos, en mundos de extremos, o te encanta o lo odias, o tienes un montón de corazones en cada una de tus redes sociales (incluido Twitter, qué desilusión, que también se unió a la era corazonesca) o admítelo, NO ERES ABSOLUTAMENTE NADIE.

El problema es que no lo reflexionamos,  que si lo hiciéramos nos daría a todos un paro cardíaco del corazón bueno  y de los de mentira.


Echa un vistazo a...

21 comentarios

  1. Corazones falsos que luego te apuñalan. Demasiadas decepciones en un lugar donde no le importas a nadie. Convivimos con personas y personajillosa y los corazones son el aderezo.
    Besitos. Buena entrada.

    ResponderEliminar
  2. Buen tema para reflexionar y sobre el que se podrían escribir ríos de tinta. Tú sigue con ese estilo tan pingüi y yo te daré mi corazón 😂😂😂.
    😉

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno totalmente deacuerdo ahora es la epoca del emoticono!!besos

    ResponderEliminar
  4. Hola! Te mereces muchos corazones por lo que has escrito, jajaja. Fuera bromas, parece que si no usamos los emoticonos (me incluyo) no somos nadie o eres muy seria o etc. Echo un montón de menos la forma que nos relacionábamos antes que para salir tú ibas a casa de tu amigo y le preguntabas si salia o al revés. Ahora no, ahora todo a través de redes sociales, emoticonos y como no, corazones. Por cierto, las redes sociales, otro tema que da para varias entradas, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta. Triste realidad vida mía. Aunque de eso ya te habrás dado cuenta... Las redes sociales??? A veces, para poco.

    ResponderEliminar
  6. Jajajajjaa, suerte que en blogger no hay likes... Oh, no.. espera, que sí, que hay likes y se me había olvidado. Cachis!! Recuerdo que hay una forma de poner me encanta, lo odio, es soso y demás pero creo que yo no lo tengo activo. O si? Mierda, ahora tengo que ir a verlo que estoy hiperventilando.

    Me gusta tu reflexión. O mejor no digo nada? Jajajjaja. No se, bueno mira, me encanta, jajajjaa, Nos has abierto los ojos a los likes, a me gustas y caritas tristes. :p

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues sí, lamentablemente estamos en una era en la que nos comunicamos por emoticonos o pulsando un botoncito. No sé dónde va a ir a parar la comunicación. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Hay que reconocerlo, los tiempos cambian.

    ResponderEliminar
  9. Qué cierto todo lo que dices, a mí este postureo con los corazones me cansa un poco. No puedo renegar de algo que uso, pero no me gusta el fin que tiene, el de "yo tengo más me gustas"...la competición absurda que se crea en las RRSS.

    Yo para el blog tengo twitter e instagram, con el objetivo de promocionarlo...pero en mi vida normal no, no va conmigo exponer mi vida o mis ideas con el único fin de que personas con las que apenas me relaciono me den un "me gusta" para que luego yo se lo devuelva.

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  10. Ya solo falta que blogger ponga emoticonos para contestar a las reseñas con un like corazonado, jaja. Besos

    ResponderEliminar
  11. Y cuando te hablan con emoticonos uno tras otro... Siempre pido la traducción porque soy incapaz de descifrarlos... Las redes sociales nos están volviendo loc@s. ¡Genial tu entrada!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Hola
    Pues muy cierto, todo se cuenta hoy en día por número de "likes", corazones...
    En fin, yo también los uso y nos hace ser más vagos.
    Como señalabas, escribes mucho y recibes un corazón. Naahhh
    Besos

    ResponderEliminar
  13. ¡Holaa! Tu entrada me ha parecido muy buena para reflexionar sobre este tema. Tienes bastante razón en lo que cuentas, prácticamente sin corazones no somos nada, les damos demasiada importancia en la actualidad, incluso sin darnos cuenta.

    Soy nueva por tu blog y me ha gustado mucho, ya te sigo. ¡Nos leemos❤! (Jajaja, nota que te he dejado el corazón un poco a propósito).

    ResponderEliminar
  14. Muy buena entrada, deberíamos hablar más y no sintetizar tanto,y no todo lo amamos, besotes guapa

    ResponderEliminar
  15. Pues sí que vivimos en un mundo de falsos corazones; a veces hasta una misma se contagia de este extraño virus.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Y qué razón tienes. Por eso yo apenas uso las redes sociales de forma personal, de hecho, la mayoría si las tengo es por el blog, por dar difusión a sus contenidos y también estar más al tanto de lo que publican los blogs que sigo... pero sé que existe esa ridícula competitividad por tener más "corazones" igual que antes era tener más amigos en Facebook o lo que quiera que ande de moda ridícula en ese momento. Es triste. Como si tu existencia virtual fuera a reportarte algún tipo de beneficio o felicidad. Como si cien corazones valieran más que una tarde con tus amigos tomando un café. Y como odio tanto ese postureo, intento no ser parte de algo que no comparto. Ni siquiera soy de subir fotos mías a las redes, o el desayuno, o cualquier tontería. ¿Realmente a alguien le interesa? Sí, a cuatro cotillas, pero no a los que de verdad importan. Mi vida es mía y no de dominio público. Eeeeen fin.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  17. Si cada "me gusta" en mis redes equivaliese a un libro vendido, sería el puto amo, jajaja. Pero bueno, a lo que voy, se ha perdido la frescura, lo improvisado, ese toque personal, humano, de cada uno. Ahora todo es más inmediato, pero también más frío e impersonal, que por un lado está bien, pero a la larga uno echa la vista atrás y se recuerdan aquellas charlas de msn con nostalgia (parece que haga una vida desde aquellos días del Messenger de Hotmail). En fin, los tiempos cambian, aunque algunos todavía nos sintamos extraños en este nuevo limbo tecnológico tan aséptico y carente de emoción.

    Un beso, interesante reflexión ;)

    ResponderEliminar
  18. Hola debo admitir que uso mucho emoticonos, como que te hacen la vida más fácil, solo hay dar un click, tu entrada me ha hecho gracia por la que la cuentas pero si es una bonita reflexión de adonde estamos llegando.

    ResponderEliminar
  19. A veces todo es tan insulso... pero creo que la culpa la tiene esta vida frenética en la que estamos embarcados y el sistema que nos exige más más más en el mismo tiempo. Me gustó mucho esta entrada. Besotes

    ResponderEliminar
  20. Se han colado con el corazón, cierto. Reconozco que cuando empezó esta fiebre me daba un poco de urticaria pero el tiempo y la exposición te "adaptan" a su latidos, jeje. Me gustaba más la estrella o el dedito arriba, no sé que arranque amoroso le dio al mundo de las redes sociales y más como a veces se pone el patio. A lo mejor era con idea de "haz el amor y no la guerra", no sé yo... en fin, aún así, reconozco que ya no me molestan tanto, los uso y los reparto por el mundo auqneu pararse a pensar, nunca está de más (y si es con este tono mejor que mejor).
    Besos guapa

    ResponderEliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.