"TENGO LOS ÓVULOS CONTADOS" (RAQUEL SÁNCHEZ SILVA)

By 18:04:00 , , , ,


Nunca me ha gustado mezclar la faceta de un escritor con la de su personaje mediático, véase Boris Izaguirre, por ejemplo, es un autor que me encanta aunque en el pasado no me gustaba su manera de enfrentarse ante la cámara. Por ello un día vi "Tengo los óvulos contados" de la presentadora Raquel Sánchez Silva y me pregunté: ¿por qué no? Inicialmente se publicó en 2015 con Planeta y el año pasado surgió en formato bolsillo con Booket. Y estas son mis impresiones:



Comenzamos con Miranda, ginecóloga que trabaja en un centro de reproducción asistida, que lidiará con muchas parejas, familias y personas que tienen problemas para conseguir una maternidad por sus propios medios. Miranda nos irá contando paulatinamente algunos de los casos más señalados, donde viviremos la tragedia provocada por los falsos mitos, así como la tristeza y la desazón de unos, y por otra parte, la esperanza y la alegría de otros. Ella, además, es madre soltera de Olivia, una adolescente de hormonas revolucionadas, y esto otorga una subtrama muy realista.

" Le pedimos mucho a la ciencia y cada vez menos a la vida."

En su equipo de consultas y laboratorio contará con Mariano, un tipo muy divertido, con el que mantiene una amistad bastante sincera; Melchor, su superior, que aunque se conocen muy bien chocan en muchísimos puntos de la ciencia; y por último, Simón, una eminencia en el sector por su gran intuición. Todos ellos se dejan la piel por intentar avanzar, mejorar, investigar, y por supuesto, que quienes pasen por su consulta terminen con un bebé, aunque no siempre se pueda lograr.

"La tristeza real no se esconde ni se disfraza."

Miranda es una luchadora, una madre moderna que habla a su hija sin tapujos. Está muy volcada en su trabajo, que desempeña con mucho arte y conocimiento y al mismo tiempo, no desatiende el resto de sus prioridades. Su personaje me ha gustado muchísimo.

Una (que ya tiene una edad) a veces se interna en este tipo de lecturas, porque me interesa y tengo curiosidad. El tema me parece muy acertado y ampliar el conocimiento es algo básico. Toda la trama relacionada con los pacientes, sus explicaciones, cada uno de los casos, me parece que están narrados de forma magistral. La lectura es ágil y entretenida y al mismo tiempo, muy reflexiva y didáctica. PERO, porque es un gran pero, hacia la mitad del libro o algo más avanzado la línea argumental cambia de manera un tanto drástica. Por no hacer spoiler, hablaremos de un romance, así, grosso modo, en el que como lectora me he sentido estafada. 

Me ha hecho plantearme serias preguntas del tipo de "¿En serio?". Ojiplática, de verdad, con ese giro, con esa trama extra que no tiene nada que ver con el propósito inicial del libro, que resulta absolutamente no creíble, y que me ha dejado un sinsabor muy alarmante. Creo que esa vuelta de tuerca no hace ningún favor al libro, al contrario, convirtiéndolo en una telenovela cutre, o literariamente hablando, Sánchez Silva se ha marcado un "50 sombras de Grey" en toda regla, saltando de lo serio de un problema reproductivo con un lío barato de novela de gasolinera, como quien pasa de lo erótico a lo moñas.

Me quedo únicamente con la primera mitad del libro porque me ha hecho aprender muchísimo más de lo que sabía y especialmente, por su altísima carga emocional, mientras todo lo restante, se podría tirar a la hoguera.

Comparto la cita que más me ha gustado:

"Las emociones son como las erecciones, suben y bajan, pero es absolutamente necesario que se den de vez en cuando."

 - - - - - - - -  -- - - -

** Espero no herir la sensibilidad de nadie a quien sí le haya gustado el libro ***

Echa un vistazo a...

28 comentarios

  1. Jajajajajajaja novela de gasolinera, debe de ser la primera vez que lo oigo pero sé qué tipo de libro dices, o medio libro aunque me han venido a la mente los casetes de Camela. Pero vaya, pues no sé por qué ha querido estropearlo así. Además en ese plan y como de sopetón en plan de hala, ahora esto, toma. En fin, lamento tu tropiezo lector pero ya sabes a qué autora no volver.
    Besos
    ¿A que todos sabemos con quién tiene el lío?

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa! No tenía intención de leerlo y después de leerte menos todavía. ¡Qué importante es cerrar bien una historia! Y ya sabemos que no sabe todo el mundo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Uff, pues tengo ganas de leer algo de Raquel, pero tras leerte no creo que sea este libro xDDD

    ResponderEliminar
  4. Odio que un libro se estropee cuando avanzo hacia el final. Con eso creo que tengo peor humor que tú, que eres capaz de quedarte con el principio. A mi me dan ganas de lanzarlo por la ventana.
    No me lo apunto, no me dejan lanzar libros y temo que me suceda como a ti
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Antes llamábamos a estas novelas, libros de kiosko, pues las vendían a 50 pesetas y eran muy malas 😅😅😅

    Nada, no es para mí.
    Besitos cielo 💋💋💋

    ResponderEliminar
  6. Yo me acuerdo de este título cuando salió y la verdad es que no me llamaba la atención, vaya chasco lo del giro... pues eso que no creo que me anime. Sobre lo de Boris, me llama mucho la atención su último libro y hoy mismo he visto una opinión por la que creo que voy a animarme y saltarme mis prejuicios.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. No me llama nada la atención y tras leerte menos.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Pues vamos a quedarnos con que esa primera parte te gustó. No lo voy a leer porque yo paso de que me metan de pronto una trama romántica que no sea nada creíble. Gracias por tu opinión sincera.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. No era una novela que me llamara, pero me estabas convenciendo con esa primera mitad... Pero si el resto no está a la altura, lo dejo pasar definitivamente.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola! Al verte la reseña de este libro y ver de que iba tenia pensado leerlo ya que es un tema que me toca de cerca por un familiar pero con lo que comentas de la segunda mitad del libro... la verdad es que se me han quitado bastante las ganas. De momento no creo que lo lea.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Ufff, creo que paso. Pintaba muy bien la cosa, pero en vista de ese giro argumental fuera de lugar... Tal vez sea un prejuicio infundado, pero no suelen gustarme las novelas que no son de escritores de profesión, por así decirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Digo lo mismo, Uff, no me llamaba, y después de lo de las 50 sombras menos XD
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Despues de leer tu reseña no creo que lo lea!!besos

    ResponderEliminar
  14. Ufff, mira que no sabía nada del libro y según iba leyendo la reseña estaba casi convencida de leerlo pero no, no, y no, no soporto esos libros que cambian su buen argumento por vender más o por parecerse a otros que no merecen la pena.

    Un besote y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  15. Yo no me animé en su momento aunque lo recuerdo, no me veo leyéndolo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Tampoco soy de juzgar un libro por quién lo lee, de hecho me produce hasta curiosidad. Pero este en concreto no acaba de atraerme y después del final apoteósico que se marca Raquel creo que lo descarto del todo ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  17. No me llamaba por el fenómeno de la que escribe, pero si encima deriva así, pues mejor me estoy quietecica. Y no sabía eso de novelas de gasolinera, jejeje.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Hay libros que ni me he planteado leerme y creo que este es uno, las personas con vida "pública" tienen que cuidar su imagen si quieren realmente gustar a todos, ella es de esas personas que no me agradan por su labor mediática y yo si soy de no apoyar económicamente a esas personas que no me gustan en sus trabajos, sé que no son más que personajes para la televisión, pero ni aunque hubieras dicho que el libro es el mejor del mundo (que queda claro que no) preferiría apoyar a un escritor bueno y anónimo con mi compra que a un fenómeno mediático que no me agrada.

    ResponderEliminar
  19. ¡Uf! La verdad es que no tenía ninguna intención de leerlo pero, vamos, que me viene bien tu reseña por si acaso en algún momento me veía tentada jajaja. Qué poco favor hacen a las novelas ese tipo de giros
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Hola, Esthertxu
    Qué lástima que una segunda parte tan mala estropee lo que podría haber sido un libro interesante. He leído varias reseñas de diferentes libros en los que ha pasado algo similar, que por meter con calzador un romance o buscar un final feliz, estropean la trama y lo desvalorizan.
    Este me lo apunto... pero para no leerlo.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  21. Hola, no conocía este libro, y el tema me parece muy interesante.

    ResponderEliminar
  22. Qué arte tienes, jajaja, de lo erótico a lo moñas, no? Menuda faena que te han marcado. A mí, la verdad es que de entrada tampoco me llamaba demasiado pero sí que se ha ido por peteneras.
    Otro temita es el de Boris Izaguirre, chica, a la gente veo que le gusta y yo es que con la manía que le tengo, no creo que me pasara de él ni un renglón. En fin, filosofadas mías.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Todo iba viento en popa a toda vela, me estabas convenciendo, por lo interesante del tema, pero ha sido topar con lo del romance a lo 50 sombras de Grey y me he caído para atrás, jajaja. Pues nada, quédate al menos con el buen sabor de la primera mitad. Una pena.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  24. Vaya pues que chasco, no? Entonces va a ser que ni me lo planteo. La cosa es que parecía majete por lo que decías al principio. En fin, será por libros para leer. Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. No me llama excesivamente la atención, así que lo voy a dejar pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Dos veces te he leído, te ha salido la vasca que llevas dentro pero bien, jajajajaja. Que tristeza no?, fastidiar la mitad del libro así, no será que le escribieron el comienzo y ella remató como pudo. Que rabia da tann enorme ir de mas a menos, pero ir de mas a nada telita.... Grrrrrr, caca...
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Ains, no me llamaba antes, menos me llama ahora. Y soy muy prejuiciosa con este tipo de autores, lo reconozco. Me encanta que seas también de las "ojipláticas", es una palabra que yo llevo por bandera... jajaja.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.